Todo sobre Harry Potter

Nicolas Flamel

Es uno de los Alquimistas Célebres de la Edad Media Europea.

Nicolas Flamel, nació en Francia en el año 1.330, y murió en el año 1.417.

En la Primera parte de su Libro, sobre las Figuras Jeroglíficas, que hizo pintar en el Cementerio de Los Santos Inocentes, en París, relata el porque y como, se interesó por la Alquimia.

Un día, le ofrecieron un libro de factura extraña. La primera página del libro, atribuía la Obra, a un Enigmático, con nombre Abraham, el Judío, Príncipe, Sacerdote, Levita, Astrólogo y Filósofo.

Afanado en comprender el Libro, lo estudió, en compañía de su mujer Perrenelle, sin conocer la fórmula de la Piedra Filosofal, cuyo Secreto, estaba convencido, se encontraba en sus Páginas.

Tras 21 años, de Experimentación, sin éxito, planeó viajar a Compostela, España, para consultar a algún Rabino, pues el Libro, estaba escrito en Hebreo.

En el camino, se encontró con un comerciante, que le presentó al Médico Caches, un Erudito Judío Converso. Este, le reveló, los Secretos de las Imágenes.

Flamel, regresó a París con Perrenelle, que le esperaba con ansia.

De Caches, había aprendido los Primeros Principios, pero no cómo Prepararlos.

Esto le hizo, que tuviese otros tres años más de estudios y experimentos sin descanso, hasta que, como el mismo relata, “Por fin, hallé lo que tanto anhelaba, lo cual advertí por el fuerte olor. Sólo tuve que ejecutar al pie de la letra, lo que decía mi libro, y ya no habría podido equivocarme, ni aún queriéndolo. La primera vez, que hice la Proyección, la concentré en el Mercurio, y convertí de ella, aproximadamente, una Libra y Media, en Plata Pura”.

La Leyenda dice, que ni Perrenelle ni Flamel, murieron, sino que contituaron viviendo, gracias a la Piedra Filosofal.

 

La Leyenda

Cuenta la Leyenda, que Nicholas, había pasado Décadas, tratando de llevar a Cabo la Creación del Elixir de la Vida (La Piedra Filosofal).

La Piedra Filosofal, era capaz de transformar cualquier cosa en Oro, y mostrar los Secretos de la Inmortalidad, pero Nicholas, no podía crearla.

Una noche, Nicolas Flamel, tuvo un sueño, en el cual, un Ángel, se acercaba a su cama, sostenía un Libro en las Manos, y le dijo las Siguientes Palabras: “Mira bien este Libro Nicolas. Al principio, no estenderás nada acerca de el, ni tú, ni cualquier otro hombre. Pero algún día verás, en el, lo que ningún hombre podrá”.

Después de un tiempo, mientras estaba sólo en su Tienda, un hombre, que necesitaba dinero desesperadamente, le ofreció un libro.

Nicolas, se dio cuenta, de que era el libro que el Ángel, le había mostrado en su Sueño, y lo compró inmediatamente.

El problema, era que el Libro, estaba escrito en hebreo, y Nicolas, no podía entender absolutamente nada.

Todos los Judías, que vivían en Francia, habían abandonado inmediatamente el País, tras le persecución, asi que, nadie podía ayudarle.

Nicolas, sabía que en España, aún quedaban judíos, asi que copió una parte del Libro, y parió, en busca de un Traductor.

Buscó durante varios meses, y no encontró a ningún Judío, asi pues, regresó decepcionado a su hogar.

Durante el viaje de Regreso, se detuvo en una morada, y tuvo la suerte de compartir mesa, con un Mercantil de origen francés, que tenía contactos, con gente, capaz de traducir cierto Libro.

El Mercantil francés, le presentó a un amigo a Nicolas: el Maestro Canches.

Cuando Flamel, le contó, que poseía el Libro de Abraham el judío, los ojos del maestro, se iluminaron, y le explicó que Abraham el judío, era un venerable maestro, que dedicó su vida, a estudiar, Los Misterios de la Cabala.

Dicho libro, había desaparecido, pero continuaba reapareciendo, en distintos rincones del Mundo, y desapareciendo de nuevo.

Desafortunadamente, las hojas que llevaba Nicolas, en su Viaje, no eran suficientes, como para descifrar los Secretos de la Inmortalidad.

El Maestro, accedió a realizar el dicho viaje con Nicolas, para ayudarle con la traducción de dicho Libro.

Irónicamente, en el Viaje de Regreso a Casa, el Maestro, comenzó a sentirse mal, y desafortunadamente, murió.

Nicolas, le enterró en una Iglesia cerca del Lugar, y continuó con su Viaje.

Cuando regresó a Casa, encontró a su esposa, y a su Tienda de Libros, tal como los había dejado.

Aunque le llevó años, las páginas que el Maestro, le había traducido, le dieron pistas, para descifrar el resto del Libro.

Apegándose, estrictamente a las Reglas de Abraham el Judío, convirtió una Libra de Cobre, en Oro. Pero mientras, transformaba los Metales, comenzó a cambiar el mismo.

Desde aquel momento, Nicolas Flamel, era un hombre rico. Construyó Hospitales, beneficios para los Pobres, e Iglesias. Vivió feliz.

Al llegar a la edad, de los 80 años, Flamel, comenzó a planear su muerte, todos los detalles, relacionados con su Funeral, el Ataúd, el Lugar donde sería Enterrado, etc, ya que quería, que en el día de su Muerte, todo saliese perfectamente.

Después de haber muerto, los rumores del Elixir de la Vida, comenzaron a difundirse. Todos los exploradores, que trataban de encontrar la famosa Piedra Filosofal, comenzaron a acechar el hogar de Nicolas, y su tienda, en busca de Pistas.

Pronto, la euforia, se calmó, y los rumores de que Nicolas Flamel, y su esposa Pernella, seguían vivos, quedaron en el Olvido.

Muchos años después, el Arqueólogo con nombre Paul Lucas, descubrió, que Nicolas Flamel, y su esposa, estaban vivos.

Paul, comenzó a Investigar más, y escribió y publicó un libro, en el cual esplicaba que los Funerales y Entierros, de Nicolas y Pernella, no habían sido más, que un engaño, ya que estos, seguían vivos.

La publicación de dicho Libro, emocionó a muchos Curiosos.

Todo esto, llevó a que investigaran los Féretros de Nicolas Flamel, y su esposa Pernella, desenterrándolos.

Cuando lo hicieron, en los Ataúdes, no había ni un resto de dichos cuerpos, ya que siempre, habían estado totalmente vacíos.

La Verdad

La Alquimia, se mantuvo viva, gracias a Nicolas Flamel, digno de mención, porque fue uno de los pocos Alquimistas, que escribieron en estos tiempos difíciles.

Flamel, vivió entre los años 1.330 y 1.417, y seguiría como Arquetipo, de la siguiente Fase de la Alquimia.

No fue un investigador religio, como muchos de sus predecesores, y todo su interés, por el Arte, giraba en torno a la Piedra Filosofal, que se dice que halló.

La mayoría de su Obra, estaba destinada a recoger el Saber Alquímico, anterior a él, especialmente, en lo relacionado con el Elixir de la Vida: La Piedra Filosofal.

Durante la Edad Media (1.300-1.500),  los Alquimistas, fueron muy parecidos a Flamel: se concentraron en la Búsqueda de la Piedra Filosofal, y el Elixir de la Vida, que ahora se cree que iban por separado.

Estos Alquimistas, incluyendo a Flamel, fueron considerados Magos.

En París, aún, existen calles, con el nombre de Nicolas Flamel, y Pernella: su Esposa.

 

 

Anuncios

Una respuesta

  1. marioquinto

    no estoy de acuerdo, flamel seguia vivo cuando harry llego a Hogwarts, por lo que no se murio en 1417, se mantuvo vivo gracias al elixir de la vida(que compartia con su mujer)

    Buena idea al crear un blog/foro yo tambien cree un blog y la verdad esta funcionando bastante bien.. si os quereis pasar

    http://hpotterforos.foroactivo.com/forum.htm

    noviembre 13, 2009 en 15:47

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s