Todo sobre Harry Potter

Basilisco

Los basiliscos, se hallan entre las criaturas mágicas más temidas. De las muchas bestias pavorosas y monstruos, terribles que vagas por nuestra Tierra-lee Hermione Granger en Harry Potter y la Cámara Secreta- no hay ninguna, más sorprendente, ni más letal que el basilisco.

El basilisco, no es una mera sepiente de gran tamaño. Conocido también como cocatris, su existencia legendaria tiene siglos. Rowling, sólo está divirtiéndose cuando, en Animales, atribuye a un mago griego llamado Herpo el Loco, la cría del primer basilisco. Herpin es un término griego, que significa reptar y que luego se empleó para describir a las serpientes. El estudio de los reptiles recibe ahora el nombre de herpetología.

Pero tal y como ella sugiere, el basilisco, era según la leyenda, fruto de la unión de un gallo o una gallinal con una serpiente o un sapo. Algunos artistas, siguieron esta descripción al pie de la letra, y dibujaron extrañas besias, que combinaban rasgos de estos animales. Sin embargo, el basilisco, se representa más a menudo como una serpiente, con una corona o una mancha blanca en la cabeza. Las cobras, que poseen estas marcas, podrían haber dado origen a la leyenda del basilisco.

Se decía que el basilisco, era letal incluso a distancia. El naturalista Plineo, dijo: Seca la vegetación, no sólo al tocarla, sino con su aliento, y parte las piedras, tal es el poder del mal, que anida en él.

Algunas fuentes, decriben tres variedades de basiliscos:

El basilisco dorado, que envenenaba con la mirada.

Otro que echaba fuego.

Y el último, era como las famosas serpientes de la Medusa de la mitología griega tenía por cabello, causaba tal horror en sus víctimas, que las convertía en piedra.

Cómo Combatir con un Basilisco

En Harry Potter y la Cámara Secreta, un basilisco controlado por Lord Voldemort, entra futivamente en Hogwarts y está a punto de acabar con Harry y varios de sus amigos. Fawkes, el fénix del profesor Dumbledore, salva a Harry del Basilisco picoteándole los ojos. Es adecuado que sea un pájaro quien lo salve. Según la leyenda, hay un ave, el gallo, que resulta fatal para la bestia. Se sabe que, en la Edad Media, los viajeros llevaban gallos para protegerse contra los basiliscos.

Fuente: Los Mundos Mágicos de Harry Potter. David Colbert.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s