Todo sobre Harry Potter

Especial HP: La piedra filosofal

 

Harry Potter y la Piedra Filosofal con titulo original “Harry Potter and the Philosopher’s Stone,” es una película de fantasía y aventuras basada en el libro homónimo de la escritora inglesa J.K Rowling, llevada al cine por el cineasta Chris Columbus y estrenada en el año 2001, convirtiéndose así en la primera entrega de una exitosa saga, famosa en el Mundo entero. La historia sigue a Harry Potter, un niño que a los 11 años descubre que es mago y es enviado al colegio Hogwarts de Magia y Hechicería donde un sombrero seleccionador le envía a la casa Griffindor. Así comienza su entrenamiento como mago. Harry Potter es el niño que sobrevivió al Mago más poderoso de todos los Tiempos y por lo tanto esole convierte en el Mago  más famoso de todos los Tiempos.

El guión fue redactado por el estadounidense Steve Kloves, quien concluyó que su labor había sido ardua; Kloves asegura haberse sentido nervioso la primera vez que se encontró con Rowling pues no quería que ella pensara en una posible «mala adaptación». El reparto estuvo integrado por Daniel Radcliffe, Rupert Grint, Emma Watson, Richard Harris, Maggie Smith, Robbie Coltrane, Alan Rickman e Ian Hart. Los efectos especiales corrieron a cargo, principalmente, de Sony Pictures Imageworks e Industrial Light & Magic, y se incluyeron más de 600 tomas con efectos generados por computadoras para las cuales fueron contratadas varias empresas especializadas.

La concepción de Harry Potter y la piedra filosofal comenzó en 1997, cuando el productor británico David Heyman buscaba en Hollywood un libro infantil que pudiera servir de inspiración para una película exitosa. Poco después, su compañía (Heyday Films) le sugeriría La piedra filosofal, proyecto que Heyman presentaría a Warner Bros. Así, en 1999 Rowling vendió los derechos fílmicos de los primeros cuatro libros de la serie por poco menos de 2 000 000 USD. Como detalle adicional, la autora demandó que el elenco principal tendría que ser de nacionalidad británica, permitiendo sólo algunas excepciones como la del actor irlandés Richard Harris (intérprete de Albus Dumbledore); esto fue así con tal de mantener un vínculo cultural entre el libro y la adaptación. En las fases iniciales de la etapa de producción, se propuso al director Steven Spielberg para dirigir la película, pero éste terminaría por declinar la oferta. Finalmente, la producción dio comienzo en el 2000, bajo la dirección de Chris Columbus, con el rodaje de la mayoría de las escenas en los estudios Leavesden.

A su estreno, Harry Potter y la piedra filosofal recibió en su mayoría críticas positivas por parte de la prensa especializada, recaudando casi 975 millones de dólares en todo el mundo y obteniendo tres nominaciones a los premios Óscar (incluyendo la mención de John Williams dentro de la categoría «Mejor banda sonora original» por su contribución a la misma). Previo a su éxito crítico y comercial, los productores ya tenían intenciones de adaptar toda la serie literaria de Harry Potter, compuesta finalmente de 7 libros —la adaptación del último libro constará de dos partes, estrenándose en 2010 y 2011, respectivamente—.

Harry Potterse hizo acreedora de tres nominaciones a los premios Óscar: «Mejor dirección de arte», «Mejor vestuario» y «Mejor banda sonora» (esta última para John Williams). No obstante, no resultó triunfadora en ninguna de las categorías mencionadas.  Asimismo, fue nominada a siete premios BAFTA y ganó un premio Saturn por el diseño de vestuario, siendo nominada a ocho categorías más en la misma ceremonia. Otra nominación notable fue en los premios AFI por sus efectos especiales. A continuación, se muestra un listado con los diferentes premios y nominaciones que recibió el filme tras su exhibición internacional.

El filme recibió críticas positivas por parte de la prensa especializada. Tras su estreno, recibió 78% en Rotten Tomatoes, y 64% en Metacritic. Esta última concluyó que «consiguió reseñas generalmente favorables».

El primer póster promocional fue lanzado el 30 de diciembre de 2000,[60] mientras que el tráiler original fue estrenado, vía satelital, el 21 de febrero de 2001. Poco después, apareció como avance oficial de la película durante las proyecciones de See Spot Run en las salas de cine estadounidenses.[61] La banda sonora se comercializó a partir del 30 de octubre de ese mismo año. Dos videojuegos basados en el filme fueron distribuidos en lo sucesivo; el primero (títulado Harry Potter and the Philosopher’s Stone) producido por Electronic Arts para varias consolas y el otro (lanzado en 2003) para las plataformas GameCube, Playstation 2 y Xbox.[57] [62] Asimismo, Mattel obtuvo los derechos correspondientes para producir una línea de juguetes basada en La piedra filosofal, misma que sería vendida exclusivamente en tiendas de Warner Bros.[63] De manera similar, Hasbro creó varios productos inspirados en la serie literaria, enfocándose principalmente en los objetos descritos en las novelas.[64] Con el propósito de promocionar la película, Warner Bros. firmó un contrato de 150 millones USD con Coca-Cola.[50] Otra empresa que participó en la campaña de promoción fue LEGO, la cual produjo una serie de escenarios idénticos a los edificios que aparecen en las escenas de Harry Potter, así como un videojuego creado por la división LEGO Creator.[65]

 

Escudo de Hogwarts; Rowling mencionó que el nombre del colegio proviene de «Hogwort», denominación de una planta que ella miró en los Jardines de Kew, tiempo antes de comenzar a escribir Harry Potter.[66] [67]

Harry Potter y la piedra filosofal se estrenó a nivel mundial el 4 de noviembre de 2001 en la plaza Leicester Square, radicada en Londres, contando con un cine adaptado para lucir como el castillo de Hogwarts.[68] Tras su debut, empezó a recaudar cuantiosas cifras; tan sólo en su primer día en Estados Unidos ganó 33,3 millones USD, rompiendo el récord de Star Wars: The Phantom Menace. Durante su segundo día obtuvo 33,5 millones USD adiciones, con lo que generó un total de 90,3 millones USD en su primer fin de semana, lo cual le llevó a ser la producción más exitosa en sus primeros días de proyección (previamente había sido El mundo perdido: Parque Jurásico II).[69] La película mantendría dicho récord hasta mayo de 2003, cuando Spider-Man recaudó 114,8 millones USD durante su primer fin de semana.[70] De forma coincidente, Harry Potter obtuvo una buena recepción en otros países tales como Japón, Reino Unido y Alemania (en Reino Unido fue la película con más ganancias en su primer fin de semana, recaudando en total 66,1 millones GBP y convirtiéndose en la cinta con mayores ganancias de todos los tiempos a nivel regional, hasta el estreno de Mamma Mia! en 2008).[71] [72]

En total, obtuvo 974 733 550 USD (317,6 millones USD en Estados Unidos y 657,1 USD en el extranjero)[73] con lo que pasaría a ser la segunda película más exitosa en la industria,[74] así como la cinta con mayores recaudaciones de 2001. Tomando como referencia el año 2008, La piedra filosofal sigue siendo una de las cinco películas con mayores ingresos de todos los tiempos, ubicándose detrás de Titanic, El Señor de los Anillos: el retorno del Rey, Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest y The Dark Knight (sin considerar los ajustes por inflación).[75] Además, en el selecto grupo de «películas con dragones como personajes secundarios», Harry Potter es la que encabeza el listado siendo seguida por Harry Potter y el cáliz de fuego y Shrek.[76] Otras categorías donde sobresale son «adaptación más exitosa de un libro infantil» (donde sobrepasa en ganancias a Harry Potter y la orden del fénix, al igual que a The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe),[77] y «cintas filmadas en un set o edificio católico».[78] Finalmente, es la que ha obtenido mayores ganancias en la franquicia de Harry Potter, seguida por La Orden del Fénix.[79] La película tuvo las siguientes recaudaciones durante toda exhibición a nivel internacional.

Su éxito en taquilla fue el siguiente:

Estados Unidos 317 575 550
Japón 152 993 493
Reino Unido
Irlanda
Malta
91 289 356
Alemania 67 802 864
Francia
Argelia
Mónaco
Marruecos
Túnez
48 137 835
España 24 403 961
Italia 22 224 492
Australia 21 404 392
Argentina 16 955 650
Países Bajos 13 391 178
Brasil 9 701 073
Suecia 7 203 632
Noruega 6 810 296
Taiwán 4 734 322
Nueva Zelanda
Fiyi
3 165 322
Sudáfrica 1 403 271

 

 

 

 

 

 

 

 

ARGUMENTO

Harry Potter es un niño huérfano que vive con sus únicos parientes vivos, la familia Dursley, en un suburbio inglés. En su cumpleaños número 11, Harry es visitado por un misterioso individuo llamado Rubeus Hagrid, quien le revela que realmente él es un mago bastante popular en el mundo mágico por haber sobrevivido al ataque mortal de Lord Voldemort cuando sólo tenía un año de edad. Tras haber asesinado a sus padres (James y Lily Potter), Voldemort intentó atacar a Harry pero no consiguió matarlo, dejándole solamente una cicatriz en forma de rayo sobre su frente. Sabiendo esto, Hagrid acompaña a Harry para comprar lo necesario con tal de comenzar su formación en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Sin el consentimiento de sus tíos, Harry Potter asiste a Hogwarts para empezar a aprender conjuros y conocer a nuevos amigos; en el proceso, también inicia sus rivalidades con otros estudiantes y parte del personal del colegio. Durante su estancia, Harry Potter descubre que la institución alberga un misterioso objeto en sus dominios el cual es conocido como la piedra filosofal. Este poderoso elemento es buscado discretamente por Voldemort, a quien la comunidad mágica daba por muerto tras haberle rebotado el ataque mortal dirigido contra Harry Potter. Contrario a dichas creencias, su espíritu desea afanosamente encontrar la piedra para recuperar sus antiguas habilidades de brujo. Además, la piedra filosofal es conocida por otorgar igualmente la inmortalidad a su poseedor. Tras intuir que alguien está intentando robar la legendaria piedra, Harry y sus amigos, Hermione Granger y Ron Weasley, dan aviso a los profesores del colegio pero éstos se niegan a creer que sus advertencias tengan fundamento, puesto que saben que el objeto se halla bien resguardado en una cámara secreta y vigilada. En vista de lo anterior, deciden acudir a la cámara para asegurarse de que nadie consiga robarla. Una vez dentro, se topan con una serie de obstáculos y trampas que deben sortear antes de llegar al cuarto donde se aloja la piedra filosofal. Al final, sólo Harry logra llegar a este destino encontrándose con el profesor Quirinus Quirrell en el lugar. El profesor admite que ha sido él quien ha mantenido con vida a Lord Voldemort al alimentarse con sangre de unicornios en el Bosque Prohibido, alojándolo a manera de parásito en su cuerpo. Después de enfrentarse contra Quirrell y Voldemort, Harry Potter logra evitar que este último se apodere de la piedra, la cual a últimas instancias es destruida por el director del colegio, Albus Dumbledore. Al concluir el período escolar, Harry regresa a su hogar con los Dursley en espera de que comience su segundo año en Hogwarts.

SUS PROTAGONISTAS

  • Daniel Radcliffe como Harry Potter: un niño común y corriente con una cicatriz de rayo en su frente, que tiene la misteriosa habilidad de provocar que cosas extrañas sucedan a su alrededor. Tras la muerte de sus padres, fue llevado con sus tíos donde, en su cumpleaños once, descubre que es un mago y es invitado al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería. Columbus se había interesado en él desde que vio su participación en la película David Copperfield (1999) producida por la BBC. Sin embargo, Figgis le mencionó que los padres de Radcliffe no permitirían que su hijo interpretara a Harry Potter, pues a su parecer eran «algo sobreprotectores» con él.[13] Columbus explicaría luego que su persistencia en ofrecerle el rol a Daniel fue lo que realmente hizo que Figgis se resignara a darle una oportunidad.[1] Así, presentó su audición sólo después de que David Heyman y Steve Kloves se reunieran con él y con sus padres durante la producción de la obra Stones in his Pockets, en Londres.[14] Ambos lograron convencer a los padres del actor al prometerles que evitarían que la prensa se entrometiera en la vida personal de su hijo.[1] Finalmente, Rowling aprobó la sesión de Daniel comentando, «tras ver [su] presentación, no creo que Chris Columbus pueda encontrar a un mejor Harry».[15] Tras el cierre de la producción, Daniel recibió 1 millón GBP por su actuación, aunque él mismo comentó que «eso no era lo más importante».[16] Adicionalmente, William Moseley audicionó para el mismo papel —años después sería elegido para interpretar a Peter Pevensie en The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe.[17] En cuanto al doblaje en español, Arturo Castañeda Mendoza y Axel Amigo fueron los actores que prestaron sus voces para las versiones de Hispanoamérica y España, respectivamente.[18] [19]
  • Rupert Grint como Ron Weasley: el menor de siete hermanos en una familia con carencias económicas, que desarrolla una profunda amistad con Harry. A sus 13 años, Rupert era el actor infantil de mayor edad en el trío completado por Daniel y Emma; él concluyó que era perfecto para el rol «debido a su cabello pelirrojo» considerándose también un fiel seguidor de la serie literaria.[16] Tras ver el anuncio de las audiciones para Harry Potter en Newsround, envió un video donde rapeaba sobre lo mucho que quería interpretar a Ron. El clip fue elegido por los responsables del casting, quienes llamaron a Rupert para conocerlo en persona.[16] Los doblajes en Hispanoamérica y España fueron realizados por los actores Carlos Díaz y Ian Lleonart.[18] [19]
  • Emma Watson como Hermione Granger: una niña extremadamente inteligente, hija de muggles que, a pesar de que su personalidad choca en un principio con las de Harry y Ron, se convierte en la mejor amiga de ambos (su amistad inicia justo después de que éstos la rescataran de un desorientado troll que deambulaba en Hogwarts). Impresionado por sus actuaciones en las obras de teatro escolares, el profesor de Emma la recomendó a los representantes del personal responsable de las audiciones de Harry Potter.[20] Emma realizó su audición con seriedad, aunque «nadie pensó que ella obtendría el papel».[16] Los productores se mostraron tan fascinados por su confianza personal, que dejaron de lado a las candidatas previas que podían quedarse con el papel.[21] Igualmente, Rowling logró convencerse de su actuación desde la primera sesión que Emma realizó.[20] En lo que se refiere al doblaje, Mitzy Corona y Michelle Jenner fueron contratadas para las versiones de Hispanoamérica y España, respectivamente.

El Resto del Reparto

  • Richard Harris como Albus Dumbledore: el director de Hogwarts es uno de los más famosos y poderosos magos que jamás hayan existido en la historia. Es quien decide que Harry permanezca con sus tíos tras la muerte de sus padres. Al principio, Harris rechazó la invitación para interpretar a Dumbledore, pero luego la aceptaría debido a que su nieta lo amenazó con no volver a hablarle en caso de que no se incorporara al elenco.[22] Los actores de doblaje César Arias y Claudio Rodríguez prestaron sus voces para las versiones de Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Robbie Coltrane como Rubeus Hagrid: es el guardabosques de Hogwarts, así como el guardián de sus llaves y terrenos. Fue quien llevó a Harry con sus tíos a bordo de una motocicleta voladora, sólo para regresar por él en su cumpleaños once. Tiene una especial afición por las criaturas mitológicas, especialmente por los dragones. Coltrane fue la primera elección de Rowling,[23] siendo también un fanático de la serie de libros homónima. Para interpretar a Hagrid, se reunió con la autora para conversar sobre los orígenes y el futuro del personaje.[1] En Hispanoamérica y España, Humberto Solórzano y Carlos Kaniowsky se encargaron de doblar al personaje en español.[18] [19]
  • Alan Rickman como Severus Snape: es el maestro de Pociones y jefe de la casa Slytherin en Hogwarts. Detesta a Harry a causa de una relación rencorosa que siempre sostuvo con el padre de éste. Aunque en un pasado fue un mortífago, Dumbledore le tiene mucha confianza. El actor Tim Roth mostró interés en este personaje pues sus hijos son fanáticos de Harry Potter, sin embargo su agenda de trabajo no le permitía asumir dicho papel, así que finalmente acabaría incorporándose a El planeta de los simios.[24] El doblaje en español fue realizado por Carlos Segundo y Juan Fernández, para las versiones de Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Maggie Smith como Minerva McGonagall: es la subdirectora de Hogwarts y jefa de la casa Gryffindor, así como profesora de Transformaciones del colegio. Minerva acompañó a Dumbledore cuando éste llevó a Harry Potter con sus tíos al morir James y Lilly Potter. Posee la habilidad de transformarse en un gato. Smith fue la elección personal de Rowling para el personaje.[23] El personaje fue doblado al español por las actrices de voz Magda Giner y Mari Luz Olier (Hispanoamérica y España, respectivamente).[18] [19]
  • Tom Felton como Draco Malfoy: mago heredero de una familia rica. Después de que Harry rechazara su amistad, Draco desarrolla un odio total hacia Harry y sus amigos. Junto a Daniel, Tom Felton fue uno de los pocos niños que ya habían tenido participaciones previas en obras teatrales o fílmicas.[16] El doblaje al español fue hecho por Alexei Mayen y Nacho Aldeguer, en Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Ian Hart como el profesor Quirinus Quirrell: es el nervioso profesor de Defensa contra las Artes Oscuras en Hogwarts. Siempre usa un turbante pues en su nuca se halla oculto un debilitado Lord Voldemort, a manera de parásito. Para permitir que Voldemort se mantuviera con vida, Quirrell mata a los unicornios del Bosque Prohibido para beber su sangre. David Thewlis audicionó para el rol, aunque no sería contratado hasta la tercera película de Harry Potter.[25] Los actores Jesús Barrero y Abraham Aguilar prestaron sus voces para las versiones en español de Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Richard Griffiths como Vernon Dursley: maltrata a su sobrino Harry, puesto que no quiere que éste descubra su verdadera identidad de mago. Para ello, Vernon se encarga de quemar cada carta que Hogwarts ha enviado a su hogar. Las versiones en español de Hispanoamérica y España fueron realizadas por Jorge Santos y Luis Mas, respectivamente.[18] [19]
  • Fiona Shaw como Petunia Dursley: la tía de Harry trata mal a su sobrino, al igual que su esposo Vernon. El doblaje al español fue realizado por Norma Iturbe y Ana Ángeles García, en Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Harry Melling como Dudley Dursley: el primo obeso y voluminoso de Harry. Los actores Diego Armando Ángeles y Raúl Alcañiz prestaron sus voces para el doblaje de Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • John Hurt como Ollivander: propietario de la tienda especializada en la creación de varitas mágicas «de mayor calidad en el mundo mágico». Ollivander posee la habilidad de encontrar la varita ideal para cada cliente que acude a su tienda, recordando asimismo a cada una de las varitas que ha vendido a lo largo de su vida. Es quien le revela a Harry la relación entre Lord Voldemort y su cicatriz en forma de rayo. En lo que concierne al doblaje en español, José Luis Orozco y Julio Núñez prestaron sus voces para las versiones de Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Matthew Lewis como Neville Longbottom: un estudiante tímido que hace amistad con Harry, Ron y Hermione. Es el blanco frecuente de las bromas pesadas provenientes de Malfoy y su pandilla. Por otra parte, fue doblado al español por Amado Cabrera (Hispanoamérica) y Daniel Weimberg (España).[18] [19]
  • Warwick Davis como Filius Flitwick: es el profesor de encantamientos en Hogwarts, siendo también el jefe de la casa Ravenclaw. El doblaje al español del mismo fue realizado por Jorge Roig y Eduardo Moreno, en Hispanoamérica y España respectivamente.[18] [19]
  • John Cleese como Nick Casi Decapitado: fantasma de la casa Gryffindor cuya cabeza casi es arrancada a causa de una ejecución fallida. Respecto al doblaje en español en Hispanoamérica y España, la labor fue hecha por Alfonso Ramírez y Ángel Amorós.[18] [19]
  • Julie Walters como Molly Weasley: es la madre de Ron, quien le enseña a Harry la manera de ingresar a la plataforma 9¾. Antes de que Walters fuera elegida, la actriz estadounidense Rosie O’Donnell estuvo en conversaciones con Columbus para interpretar este papel.[26] En cuanto al doblaje, las actrices Ruth Toscano y Begoña Hernando prestaron sus voces para las versiones de Hispanoamérica y España.[18] [19]
  • Richard Bremmer como Lord Voldemort: el mago más temido del mundo mágico. Fue derrotado y casi aniquilado al recibir accidentalmente su propio ataque mortal que había intentado lanzar contra Harry. Reducido a la forma de un parásito, Voldemort quiere encontrar la piedra filosofal para recuperar su forma humana y sus poderes, además de obtener la inmortalidad. Cabe señalarse que Bremmer interpreta únicamente a Voldemort en la escena flashback donde se aprecia el momento en que su ataque contra Harry fue repelido. En las escenas finales, la voz y rostro del mismo es provista por Ian Hart (siendo doblado al español por Blas García y José Antonio Ceinos, para Hispanoamérica y España).

Adicionalmente, Rik Mayall audicionó para el papel de Peeves, sin embargo su participación en la película fue eliminada durante el proceso de edición.

Producción

Elección del director

En 1997, el productor David Heyman se encontraba en Hollywood buscando un libro infantil que pudiera adaptarse en una versión cinematográfica exitosa. Previamente, había planeado producir The Ogre Downstairs (1974) de Diana Wynne Jones, aunque el proyecto decayó a últimas instancias. Su equipo de Heyday Films le sugirió entonces Harry Potter y la piedra filosofal, idea que Heyman calificó como «estupenda».[1] Un año después de haber presentado su nuevo proyecto a los estudios Warner Bros.,[1] J. K. Rowling le vendió los derechos de las primeras cuatro novelas de Harry Potter a la empresa por la cantidad de 1 millón GBP (1 982 900 USD).[29] A manera de condicionante, Rowling demandó que el reparto principal fuera estrictamente británico, permitiendo sólo algunas excepciones tales como la del actor Richard Harris para el rol de Dumbledore. Otras salvedades volverían a repetirse en Harry Potter y el cáliz de fuego, donde fueron contratados actores franceses y otros provenientes de Europa del Este, aunque en este caso dichas inclusiones se hallan especificadas en el libro homónimo.[7] Al principio, la autora vaciló acerca de la venta de los derechos de su serie, pues «no quería darles el control sobre el resto de la historia» una vez que vendiera también los derechos de los personajes, aspecto que habría permitido a Warner Bros. la posibilidad de realizar secuelas independientes al término de la serie literaria.[30]

Harry Potter es uno de esos logros literarios intemporales que llega una vez en la vida. Considerando el seguimiento apasionado que han generado sus libros en todo el mundo, era importante para nosotros encontrar a un director que tuviera cierta afinidad tanto por los niños como por la magia. No puedo pensar en nadie mejor para esto que Chris [Columbus].
El productor Lorenzo di Bonaventura[31]

Originalmente, Steven Spielberg fue considerado para dirigir La piedra filosofal, sin embargo rechazó la oferta.[32] Una de las principales sugerencias de Spielberg fue la de adaptar el libro en forma de una película animada con la voz de Haley Joel Osment como Harry Potter.[33] Asimismo, pensó que sería viable incorporar elementos de las siguientes novelas en dicha adaptación.[1] Otra cuestión que le hizo desestimar la oferta fue que «había demasiada expectativa en las ganancias; ese interés económico puede ser fácilmente comparado con dispararle a patos en un barril. Se trata de un obstáculo, similar a tener mil millones de dólares y ponerlos en tu cuenta bancaria personal. No hay alternativa en eso».[34] En su página web oficial, Rowling mencionó que ella no intervenía en la elección de los directores para cada película diciendo textualmente, «Cualquiera que piense que yo lo he [o habría] vetado [refiriéndose a Spielberg] necesita reparar su pluma a vuelapluma».[35] Heyman afirmó que Spielberg decidió dirigir cualquier proyecto entre una lista conformada por Inteligencia Artificial, Minority Report, Memorias de una geisha y Harry Potter, «el que fuera primero» concluye Heyman. Así, él se decidió por la primera.[1]

Poco después, los productores comenzaron a contactar a otros cineastas. Entre ellos se encontraban Chris Columbus, Terry Gilliam, Jonathan Demme, Mike Newell, Alan Parker, Wolfgang Petersen, Rob Reiner, Ivan Reitman, Tim Robbins, Brad Silberling, M. Night Shyamalan y Peter Weir.[1] [28] [36] De los anteriores, Petersen y Reiner fueron descartados en marzo de 2000,[37] por lo que la decisión final fue entre Silberling, Columbus, Parker y Gilliam.[38] La primera elección de Rowling era Terry Gilliam,[39] pero Warner Bros. decidió que Columbus era el más experimentado basándose en sus trabajos previos tales como Home Alone y Mrs. Doubtfire.[31] En un lapso de dos horas, Columbus visualizó el aspecto artístico de la cinta, señalando que quería que las escenas con los muggles fueran «amargas y aburridas», en contraste con los segmentos del mundo mágico, los cuales veía como «coloridos, enérgicos y detallistas». Inspirándose en la película Grandes esperanzas (1946), así como en Oliver Twist (1948) —ambas del director británico David Lean— y El Padrino (1972) de Francis Ford Coppola, Columbus esperaba imitar «esa especie de oscuridad y transición escénicas, junto a la calidad fílmica inherente» para el nuevo proyecto. Otra cinta referenciada por el director como marco de inspiración para La piedra filosofal fue Oliver de Carol Reed.[1]

Redacción del guión

Steve Kloves fue contratado para escribir el guión. Más tarde, describiría su labor como «díficil», al argumentar que dicha adaptación «no permitía desarrollar una estructura adecuada, en comparación con los dos libros siguientes».[40] Tras haber recibido una selección de sinopsis pertenecientes a libros que podían ser adaptados al cine (mismos que él nunca antes había leído)[1] Kloves se encontró con Harry Potter, el cual decidió comprar. Conforme lo fue leyendo, se fue convirtiendo progresivamente en un fanático de la serie.[40] Al comunicarse con Warner Bros., coincidió con Rowling en que el filme debía poseer una esencia británica, traducida en actores que fueran de esa nacionalidad.[40] Como anécdota, Kloves admitió que la primera vez que se topó con Rowling, no quería que ella considerase mala la adaptación que él iba a llevar a cabo. Por otro lado, Rowling dijo al respecto que «estaba más que lista para detestar a Steve Kloves», aunque «la primera vez que me reuní con él, me preguntó ‘¿Sabes cuál es mi personaje favorito?’ Yo pensé que diría ‘Ron’, pero para mi sorpresa contestó ‘Hermione’».[1]

Rodaje

Ante el ofrecimiento de dos compañías británicas, Warner Bros. comenzó la etapa de rodaje en los estudios Leavesden, misma que concluiría en julio de 2001.[28] Las propuestas consistieron en ofrecer medidas de seguridad dentro de locaciones, disponer de los estudios Leavesden, así como modificar las leyes de trabajo infantil.[1]

Las primeras escenas fueron grabadas el 2 de octubre de 2000 en la estación de tren de Goathland, radicada en el condado Yorkshire del Norte.[41] Se consideraron como posibles escenarios para Hogwarts el castillo sueco de Inverailort y la Catedral de Canterbury; no obstante, esta última rechazó el ofrecimiento pues consideró que La piedra filosofal abordaba temas paganos.[42] [43] Al final, el Castillo de Alnwick y la Catedral de Gloucester fueron elegidas,[1] aun cuando algunas escenas del colegio fueron grabadas también en Harrow School.[44] Otros segmentos fueron filmados en la Catedral de Durham (en este lugar se grabaron, durante dos semanas, las escenas correspondientes a los corredores y algunos salones de clases de Hogwarts), Oxford Divinity School (para las escenas de la enfermería de Hogwarts) y la biblioteca Duke Humfrey Library, misma que representó a la biblioteca del colegio.

Respecto al hogar de los tíos de Harry, el equipo se trasladó a la calle Picket Post Close, en Bracknell, Berkshire, donde las labores duraron dos días.[45] Cabe añadirse que los productores habían planeado utilizar un solo día para el rodaje en ese lugar, sin embargo tuvieron que pagar más dinero a los habitantes de dicha calle (por las sesiones de grabación) de lo que habían anticipado originalmente. A consecuencia de lo anterior, todas las escenas restantes correspondientes a Privet Drive fueron filmadas en un set construido en los estudios Leavesden. Esto les significó además un ahorro importante de dinero.

Otros lugares que aparecen en la película son Australia House, en Londres (para el banco de magos Gringotts),[1] la Iglesia Christ Church de Oxford (para el salón de trofeos de Hogwarts),[49] el Zoológico de Londres (para el lugar donde Harry conversa con la serpiente),[49] y la Estación de Kings Cross (para algunas tomas específicas del libro).[50] Ante las diferencias en los títulos estadounidense (Harry Potter and the Sorcerer’s Stone) y británico (Harry Potter and the Philosopher’s Stone), todas las escenas que mencionan a la piedra filosofal fueron grabadas en 2 ocasiones: una en la que los actores decían «piedra filosofal» (del término Philosopher’s Stone) y otra en la que usaban la frase «piedra del hechicero» (Sorcerer’s Stone).[28] Los niños del reparto participaban del rodaje durante 4 horas al día en el set, pues 3 adicionales las usaban para acudir a la escuela. Curiosamente, desarrollaron una afición por el maquillaje facial de heridas en sus rostros.[1] Además, Daniel Radcliffe tenía que usar lentes de contacto de color verde (tal y como se describe en el libro) pues él tiene ojos azules.

 Diseños y efectos especiales

 

Animación de una varita mágica ejecutando el hechizo Lumos, uno de los principales conjuros que aparecen en la serie Harry Potter.

Judianna Makovsky fue la responsable de crear la indumentaria de La piedra filosofal. Al principio, quería utilizar las mismas togas que aparecen ilustradas en la portada de la novela homónima para las escenas de Quidditch, aunque luego las descartaría al considerarlas un «gran problema». Así, decidió vestir a los actores con «suéteres de bachillerato, pantalones de esgrima del siglo XIX y protecciones para los brazos».[52] A su vez, el diseñador de producción Stuart Craig construyó los sets en los estudios Leavesden, incluyendo el Gran Comedor de Hogwarts, basándose para el mismo en varias catedrales británicas. Aun cuando inicialmente pidió usar una vieja calle como locación para las escenas del Callejón Diagon, Craig optó por construir un set con toques arquitectónicos de los períodos Tudor y Georgiano, así como de la época de la Reina Ana.[52]

De igual manera, Columbus había decidido utilizar animatronics[Nota 1] y gráficos animados por computadora para crear a las criaturas mágicas que aparecerían en la película, incluyendo a Fluffy (la mascota de tres cabezas de Hagrid).[8] Nick Dudman, quien había participado en Star Wars: The Phantom Menace, recibió la tarea de producir las prótesis que fueran necesarias para dichas criaturas, mientras que la empresa Creature Shop de Jim Henson fue la encargada de los efectos vinculadas a las mismas.[53] Uno de los diseñadores, John Coppinger, mencionó que los seres imaginarios tendrían que ser diseñados varias veces, antes de que se pudieran rodar las escenas correspondientes.[54] Con un aproximado de 600 tomas con efectos especiales, La piedra filosofal requirió la participación de muchas compañías, las cuales se ocuparon cada una de diferentes objetivos. Entre las más notables se encuentra Industrial Light & Magic (creó el rostro de Lord Voldemort en la nuca del profesor Quirrell), Rhythm & Hues Studios (animó a Norberto, el dragón de Hagrid) y Sony Pictures Imageworks (elaboró las escenas de Quidditch).[1]

[editar] Banda sonora

Artículo principal: Harry Potter and the Philosopher’s Stone (banda sonora)
El compositor [John Williams] acompaña las aventuras del protagonista con una música quizás excesivamente omnipresente en la película, en la que destaca su tema principal, al que recurre en distintos momentos. Partitura sinfónica que enfatiza la acción y subraya melódicamente lo mágico y enigmático, con un aire clásico que recuerda aquellos grandiosos trabajos del Hollywood más clásico.

MundoBSO[55]

John Williams fue contratado para componer la banda sonora de Harry Potter.[56] La composición de cada uno de los temas músicales la llevó a cabo en sus casas de Los Ángeles, California y Tanglewood, para finalmente grabar el repertorio en los estudios Air Lyndhurst y Abbey Road, en Londres, durante el mes de agosto de 2001. Durante su labor, Williams creó varios leitmotivs, destacando las piezas de Voldemort y Hogwarts, y “Hedwig’s Theme”, misma que sería incorporada al material final sólo después de que «a todos terminara por agradarles». El 14 de diciembre de 2001, la asociación canadiense CRIA certificó a la banda sonora con un disco de oro por haber vendido más de 50.000 copias durante ese período. Las contribuciones de Williams a la franquicia continuaron con los filmes Harry Potter and the Chamber of Secrets y Harry Potter y el prisionero de Azkaban. A continuación, el nombre de cada una de las melodías introducidas en el material de Harry Potter y la piedra filosofal, junto a su respectiva duración.

N.º Título Duración
1. «Prologue»   2:13
2. «Harry’s Wondrous World»   5:21
3. «The Arrival of Baby Harry»   4:25
4. «Visit to the Zoo and Letters from Hogwarts»   3:23
5. «Diagon Alley and The Gringotts Vault»   4:06
6. «Platform Nine-And-Three-Quarters and the Journey to Hogwarts»   3:14
7. «Entry into the Great Hall and The Banquet»   3:42
8. «Mr. Longbottom Flies»   3:35
9. «Hogwarts Forever! and The Moving Stairs»   3:46
10. «The Norwegian Ridgeback and A Change of Season»   2:47
11. «The Quidditch Match»   8:29
12. «Christmas at Hogwarts»   2:57
13. «The Invisibility Cloak and The Library Scene»   3:15
14. «Fluffy’s Harp»   2:38
15. «In the Devil’s Snare and The Flying Keys»   2:21
16. «The Chess Game»   3:49
17. «The Face of Voldemort»   6:10
18. «Leaving Hogwarts»   2:14
19. «Hedwig’s Theme»   5:09

Diferencias con el Libro

En varias ocasiones, Columbus se puso en contacto con Rowling para asegurarse que todos los detalles de la novela, por más pequeños que fueran, estuvieran incorporados en el guión.[53] Kloves mencionó que el filme es «bastante fiel» al texto, aun cuando añadió algunos diálogos aprobados por la autora. Cabe destacarse que una de las líneas originalmente concebidas para una de las escenas de la película fue removida, pues Rowling manifestó que su inclusión vendría a contradecir un suceso presente en Harry Potter y la Orden del Fénix, la cual todavía no había sido publicada para ese entonces.[111]

En las siguientes líneas, se describen las diferencias más notables entre la versión literaria y la adaptación.

  • El primer capítulo de la novela comienza con el punto de vista de Vernon y Petunia Dursley, un día antes de que Harry llegue a su hogar. La conversación se enfoca en las diversas maneras que un muggle puede reaccionar ante la magia. No obstante, este segmento fue descartado en la película, iniciando directamente con Dumbledore, McGonagall y Hagrid en la calle Privet Drive.
  • Todos los constantes intentos de Vernon por evitar que las cartas de Hogwarts lleguen a su hogar, así como sus desagradables momentos en Mrs. Figg’s, tampoco se incluyen en la adaptación.
  • La pitón de la India que aparece en una de las escenas es descrita en el libro como una boa constrictora de Brasil.
  • Parte del conflicto entre Harry y Draco, incluyendo su primer encuentro en la tienda de túnicas de Madame Malkin, no aparece en el filme. Igualmente, el personaje Piers Polkiss fue descartado, junto a algunos detalles característicos de Nicolas Flamel.
  • En el libro, Norbert es llevado por Harry y Hermione con unos amigos de Charlie Weasley; en la película fue sacado por Dumbledore.[52]
  • La causa de la sanción en el Bosque Prohibido es cambiada: en la novela, Harry y sus amigos son detenidos al ser atrapados por Argus Filch tras haber abandonado la Torre Astronómica, mientras que en la película sucede que Malfoy los ve en la cabaña de Hagrid y va a acusarlos ante la profesora McGonagall.
  • En la película, la tía Petunia y Dudley tienen un tono más oscuro de piel mientras que el centauro Firenze (descrito en la novela como un caballo palomino) es totalmente oscuro. Adicionalmente, el escenario Quidditch fue modificado, pues de ser un estadio tradicional pasó a convertirse en un campo al aire libre limitado circularmente por las torres de los espectadores.
  • Otros segmentos eliminados en la adaptación fueron la canción del Sombrero Seleccionador, la Poción Multijugos de Snape y la especificación de que el troll que Quirrell liberó en el colegio fue para que éste pudiera aprovechar la distracción y buscar la piedra.[52]
  • Cuando Ron queda herido durante el juego de ajedrez estando en busca de la piedra, Harry y Hermione sortean un acertijo de Snape relacionado con pociones solos. Ese episodio no es incluido en la película, donde Hermione se queda cuidando a Ron y Harry pasa directamente a enfrentarse con Voldemort.
  • En la versión del libro se describe a Arthur Weasley como un hombre algo calvo, sin embargo en las películas el actor que lo interpreta (Mark Williams) no lo es.

VHS, DVD y Blu-ray

La cinta se estrenó en VHS el 28 de mayo de 2002 contando con un sistema de subtitulado electrónico.[112] Dos años después, el 23 de noviembre de 2004, fue lanzada en formato DVD para las regiones 1 y 4 una caja recopilatoria de 6 discos denominada Harry Potter Años 1-3, misma que contiene a las tres primeras películas de Harry Potter (La piedra filosofal, Chamber of Secrets y El prisionero de Azkaban), cada una de ellas con 2 discos y una serie de características especiales. Para la primera, se añadieron escenas inéditas, una visita auto-guiada a Hogwarts, avances de cine, acceso a escenas así como las secciones “Mezcla Pociones”, “Realiza Transformaciones” y “Explora el Pasadizo de Diagon”. Los idiomas y subtítulos que se encuentran disponibles en el paquete son inglés, español y portugués.[113] [114]

En 2005, apareció individualmente en DVD para las regiones 1 y 4, teniendo como especificaciones técnicas la tecnología de audio Dolby Digital AC-3, formato de imagen widescreen y sistema de codificación DTS Surround Sound.[115] [116] De acuerdo a la reseña del sitio inglés DVD Times, «la calidad visual es muy impresionante, con una claridad estable y un diseño detallado. Los colores son vibrantes, y los únicos aspectos negativos pudieran hallarse en las escenas más oscuras de la película, en las cuales sólo algunos artefactos pueden ser detectados con precisión».[117] Existe también una edición especial de dos discos de la película con varios elementos adicionales sobre la producción de la misma.[118] El anteriormente citado DVD Times concluyó sobre esta edición, «una película familiar presentada en un formato tecnológicamente fuerte, con un segundo disco lleno de elementos extras que pueden encontrarse de manera sorprendente una vez que se accede al menú de inicio estético. Además, contiene información detallada sobre el proceso de filmación, incluyendo comentarios y otros bonus especiales».[118] En contraste, para el portal electrónico Filmcritic.com, «el DVD de Harry Potter es tan inexplicable como ambicioso», centrando su crítica en la manera que varias de las características adicionales están dirigidas al público infantil, dando a entender que es una «selección aburrida» para usuarios mayores de edad.[119]

Un trío de nuevas ediciones (edición simple, edición doble y edición limitada) apareció en los mercados a finales de 2007, distribuido en su totalidad por Warner Home Video. Las primeras dos se lanzaron para la región 4 en octubre del mismo año, con un total de 5 y 10 discos, respectivamente, conteniendo a las correspondientes películas de Harry Potter junto a varios elementos bonus exclusivos de cada una de ellas.  Respecto a la edición limitada, ésta se comercializó a partir del 11 de diciembre de 2007 bajo el nombre de Baúl Harry Potter 1-5: años 1-5: edición limitada, teniendo un total de 11 discos.[122] Tras su lanzamiento, a mediados de 2008 obtuvo un reconocimiento de la empresa estadounidende Shorewood Packaging por «Mejor empaque con la técnica de cartonaje», en un evento que se realiza anualmente para elegir a los mejores empaques de cajas recopilatorias o de edición limitada.[123] Existe también una caja recopilatoria de 7 discos para el formato Blu-ray.[124]

Finalmente, la versión individual de la cinta se estrenó, a nivel multizona, en formato Blu-ray el 9 de febrero de 2009. La edición de un disco contiene la copia de la película con calidad optimizada de acuerdo a la funcionalidad del formato referido (presenta una resolución de pantalla de 1 080 p) así como una serie de elementos extras (bonus). Los idiomas disponibles para esta nueva edición son español e inglés.

Estados Unidos y Reino Unido

El semanario estadounidense Variety declaró que la película es «un producto cultural y comercial casi perfecto […] el guión es fiel, los actores hacen bien su trabajo, los escenarios y vestuarios así como el maquillaje y los efectos especiales se relacionan y, a momentos, todo este conjunto excede lo que cualquiera pudiera imaginar». No obstante, encontró algunos detalles negativos entre los que destaca la «carencia de originalidad y de dramatismo en las escenas de mayor tensión», esta última atribuida directamente a la dirección de Chris Columbus.[87] Richard Corliss de Time consideró que es una «adaptación por cifras», criticando la serenidad y carisma de los actores.[88] Al mismo tiempo, Paul Tatara de CNN señaló que, debido a la «gran preocupación de Columbus y Kloves por no descartar absolutamente nada del libro», la narrativa es equiparable a «un vistazo en la cabeza de Rowling».[89] Contrario a sus observaciones, Roger Ebert catalogó a la cinta como «un clásico», mostrándose impresionado particularmente por los efectos visuales en las escenas de Quidditch.[90] El mismo aspecto fue elogiado por los medios británicos The Daily Telegraph y Empire, citando este últimó a la misma como la «secuencia más sobresaliente» de toda la película.[91] [92] Incluso, el periódico The Guardian califica al segmento como «supremamente excitante».[93] De acuerdo a The Independent, «el director Chris Columbus, en su tarea de traer a la vida al universo ficticio más popular de la época contemporánea, junto a los productores, ha hecho un trabajo adecuado orientado a una superproducción y una aventura narrativa de considerable extensión, evitando convertir la cinta en una exposición interminable».[94]

Siguiendo la línea de críticas favorables, Brian Linder de IGN añadió que era una muy buena adaptación diciendo, «no es perfecta, pero para mi es un complemento adecuado a la serie literaria que tanto me fascina».[95] Aun cuando criticara la última media hora de Harry Potter, Jeanne Aufmuth mencionó que «encantaría hasta al más cínico de los cinéfilos».[96] Por otra parte, Kirk Honeycutt destacó los escenarios, el diseño, la fotografía, los efectos y el reparto principal. No obstante, dijo que la banda sonora de Williams es «una composición magistralmente estruendosa que simplemente no se callará jamás».[97] Jonathan Foreman detalló que es «extraordinariamente fiel a su contraparte literaria. Resulta consistentemente entretenida».[98] Igualmente, Ed González manifestó que le hubiera gustado que Harry Potter hubiera sido dirigida por Tim Burton. En su crítica concluyó que la fotografía es «sosa y bochornosa», siendo la mayor parte de la película una «manifestación aburrida de babeo».[99] Para Claudia Puig de USA Today «la adaptación carece de la fantasía que se halla inherente en las páginas del libro, así como de la mayor parte del astuto humor verbal que hace a los relatos de Rowling tan encantadores para sus lectores».[100] La revista Entertainment Weekly añade que «el filme se deja llevar a través del viento aun mejor que los insectos voladores; en sus casi dos horas y media, se convierte en un largo juego de héroes y desafíos. Para cuando llega el momento en que Harry enfrenta a Lord Voldemort, La piedra filosofal se ha hecho de un ritmo enfocado principalmente en los elementos mágicos y datos interesantes que aparecen en la novela».[101]

Hispanoamérica y España

La recepción crítica en Hispanoamérica y España abundó en evaluaciones positivas; a manera de análisis, el sitio español Decine21.com resumió que la trama de la película «abunda en situaciones humorísticas (magnífico el Sombrero Seleccionador), pero también en otras dramáticas».[102] En un intento por analizar el éxito de la película, Tònia Pallejà de la revista electrónica La Butaca encontró que «su singularidad se encuentra en haber sabido mezclar, no sé si de forma inteligente o simplemente efectista, todos aquellos iconos y elementos presentes en la trayectoria clásica del género fantástico, obteniendo un resultado atractivo y parece ser que también muy convincente».[103] Del mismo sitio, Manuel Martínez March consideró que La piedra filosofal es «un derroche de creatividad, original y efectiva, engarzado con una colección de estupendos efectos especiales».[104] Respecto a críticas negativas, Manuel Ortega del sitio español Cineestrenos.com manifestó su decepción por «[la gran cantidad de] fuegos de artificios, bellos a ratos, pero de mentirijilla, panoplias, colorines, mojigangas. Desmedidos, interminables, lineales». El sitio web Notas de cine reiteró que «la cinta es una traslación prácticamente literal, página por página, de la obra original de J. K. Rowling. […] El resultado es un brillante producto comercial y una película distraída, simplemente correcta, a pesar de su buen aspecto externo. En realidad, Harry Potter y la piedra filosofal no deja de ser una introducción al universo en que se van a desarrollar las posteriores historias».[105] Asimismo, para Filmaffinity «la aventura del joven aprendiz de mago es una simpática historia llena de recursos pero que, aparte de sus espectaculares decorados y efectos especiales, poco aporta a un género de ‘comedia fantástica llena de aventuras’ dirigida para niños».[106] Mientras tanto, en Argentina el diario La Nación sostiene que «tiene todos los atributos del buen cine de aventuras», añadiendo que aun con los «millones de dólares invertidos [que permitieron traducir en imágenes la parafernalia de vuelos, trucos de magia, escenarios fantásticos y monstruos que aparecían en el libro], la producción jamás alcanza la sofisticación ni la espectacularidad en el terreno de los efectos visuales generados por computadora de las apuntadas Star Wars y Titanic». Concluyendo su crítica, La Nación apunta que es «una película que no asombra, pero que entretiene sin abrumar. Un buen film, es cierto, pero que probablemente no esté a la altura de su éxito».

Fuente: WIKIPEDIA

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s